¿Cómo conservar bien la memoria en la tercera edad?

Hace tiempo se pensaba que la pérdida de memoria era algo normal en el proceso de envejecimiento. Sin embargo, hoy en día se sabe que no es así. Hay gran cantidad de estudios demostrando que las personas mayores mantienen sus facultades.

El principal motivo por el que parece costar más recordar en edades avanzadas es porque, con la jubilación, la actividad se reduce. Ya no hay tantas preocupaciones familiares, ni estrés laboral y la vida se vuelve, en resumen, más tranquila. El cerebro se adapta a ello, y como no necesita usar tanto la memoria, se acomoda y hace que nos cueste más. Sin embargo, basta con conservar la actividad para que la memoria se mantenga como estaba.

Para ejercitar la memoria hay que realizar dos tipos de ejercicios, ya que ambos afectan: físicos y mentales. Además, es importante cuidar la alimentación.

Varios estudios han demostrado que el ejercicio mejora las funciones cerebrales. Por un lado, una buena circulación sanguínea es muy importante para que el cerebro cuente con los nutrientes y el aporte de oxígeno necesarios. Sumado a ello, el ejercicio físico hace que liberemos ciertos neurotransmisores que mejoran el ánimo y rebajan el estrés, lo cual se nota también de manera positiva en la memoria.

En cuanto a los ejercicios mentales, se pueden hacer juegos de memoria para que el proceso sea más ameno. Por ejemplo, recordar la lista de la compra o realizar sudokus y crucigramas. No obstante, si recordamos que la pérdida de memoria se produce porque “relajamos” la carga de trabajo del cerebro y este se adapta, es posible vislumbrar otras estrategias. Por ejemplo, empezar un proyecto nuevo. Éste puede ser manual, de bricolaje, pero también social, como plantearse un proyecto de fotografía o participar en alguna ONG.

Además de todo esto, es muy recomendable tener contacto con otras personas. Conocer gente es una forma agradable de hacer trabajar a nuestro cerebro, ya que lo forzamos a estar atento, sobre todo al inicio, en situaciones como recordar el nombre que nos acaban de decir.

En resumen, la manera de evitar la pérdida de memoria consiste, básicamente, en hacer trabajar a nuestra mente y nuestro cuerpo, sin olvidar la correcta alimentación

2018-11-06T11:47:08+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies