Llevar a cabo la gestión de residencias puede ser una tarea complicada si no se dispone de las herramientas adecuadas. Por ello, resulta necesario contar con un buen software de gestión de residencias en el que apoyarnos en la ejecución de todos los trámites necesarios para que esta funcione a pleno rendimiento.

 

Informatización de una residencia

 

Es natural que te plantees si es realmente necesario informatizar una residencia. Sin embargo, hay una serie de aspectos que has de valorar. Por un lado, una residencia es una actividad económica que, por tanto, reclama un sistema de facturación y de gestión. Por otro, al estar prestando una actividad asistencial es preciso disponer de un sistema adecuado para almacenar el historial y los registros de cada persona requeridos por la Administración. 

Esto responde a nuestra anterior pregunta: sí, resulta esencial contar con un programa de gestión de geriátricos que sea ágil en el manejo del gran número de datos generado. 

 

El mejor software para residencias

 

Hay diferentes software para la gestión de residencias, y elegir uno u otro debe basarse en los requerimientos específicos de cada centro. De todas formas, hay una serie de premisas comunes a las que todos los centros deben atender durante la elección del software. Son las siguientes. 

 

Situación previa

 

Hay que valorar si merece la pena o no utilizar un software instalado en el ordenador que no dependa de Internet o, por el contrario, utilizar un software constantemente conectado a Internet

En el primer caso las actualizaciones deben ser realizadas cada cierto tiempo, pero todos los datos quedarán guardados en la residencia en todo momento. Lo más frecuente es comprar un programa y contratar un mantenimiento que se encargue de implementar las actualizaciones y mejoras necesarias en el programa. 

En cambio, si el programa está en la nube podrás acceder a los datos desde cualquier parte, incluso desde otros dispositivos como móviles o tablets. El programa estará siempre actualizado, ya que las descargas se ejecutan de forma automática. En este caso el software no se compra, sino que se abona en función del uso. 

La opción más resolutiva es la que consta de conexión a Internet. Aunque, por un lado, puede resultar problemática si cae la red, el hecho de poder acceder a la información desde varios dispositivos posibilita llevar a cabo un mejor control sobre la gestión de la residencia de ancianos.

 

El tipo de programa a escoger

 

Todos los programas deben estar diseñados para disponer de toda la documentación que se exige desde la inspección. Por ello, antes de adquirir un software para residencias deberás cerciorarte de que los modelos cumplen con los requisitos que requiere la Administración de cada Comunidad autónoma. 

A su vez, lo recomendable es que el programa sea lo más intuitivo posible. Todas las personas que trabajan en una residencia no tienen por qué dominar la ofimática, ya que no constituye su campo directo de trabajo, por lo que para evitar cualquier error lo más sencillo es que el programa sea fácil de manejar. 

Para comprobar que el programa puede ser utilizado con facilidad deberás valorar la forma en la que se insertan los datos o la sencillez de los formularios que contiene. Comprueba también los procedimientos, los protocolos, los registros o los cuadros de mando. Deberás cerciorarte de que se adaptan a la forma de trabajo de tu residencia a fin de facilitar la gestión de los datos. 

En definitiva, en la gestión de residencias resulta determinante contar con un software especializado para el control de los datos que se generan, pero antes de adquirir uno en concreto deberás comprobar que se adapta a vuestras necesidades.

Foto de Personas creado por freepik – www.freepik.es